Un Paseo por la Décima


Francisco"Pancho Camacho"Morfín

(Reloj de Arena; foro de expresión escrita, cuento poesía, ensayo. Ed. Constante. Col. Sui Generis. México, D. F 10: 75-85. 2002.)

En muchos círculos intelectuales y poéticos, se rechaza a las composiciones rimadas, e incluso se dice fácilmente se puede hacer una fórmula o una receta de cocina con rimas.

Mi contacto con ellos ha sido poco, pero en ocasiones me he puesto meditar en qué podrían pensar ellos, al enfrentarse no sólo a la presencia de rimas, sino a que se mantenga el mismo orden de éstas de estrofa a estrofa, y que además, haya la exigencia de empezarlas o terminarlas con un verso determinado; es decir, a complejidades en el manejo de un adorno que se ha creído inútil.

Algunos tenemos la necesidad de escribir con rimas, se trata de nuestra elección, de la cual aprovecho para dedicarles a estos críticos una décima que ya he dado a conocer , la cual incluye rimas consonantes, asonantes, agudas graves y esdrújulas (Pancho Camacho (Decimero Chilango). 2001. Instructivo para empezar a ser poeta decimero. La Hormiga Roja. México. 2 (5): 23-24.):

1 Algún intelectual poeta A
2 nos dice sobre la décima: B
3 !ya está superada!, !es pésima!, B
4 al igual que la cajeta A
5 fácil se hace con receta. A
6 Ahí yo digo está el meollo C
7 de que siempre esté en el ojo C
8 del artista popular; D
9 noticias te voy de dar D
10 pa'que viva con tu apoyo. C

Se dice que la décima, también llamada espinela, es una forma de hacer poesía que se originó a fines del siglo XVI en España, a nuestro país llega con la conquista, se arraigó y difundió con tal fuerza en el pueblo del todo nuestro país, que sucede un fenómeno extraño: en España ya no la usan los poetas populares, mientras que en México y toda Latinoamérica se continua empleando (Vicente T. Mendoza. 1957. Glosas y Décimas de México. Fondo de Cultura Económica; Letras Mexicanas No. 32. México. 371 p. ).

En Veracruz, Michoacán y San Luis Potosí, la décima se sigue utilizando como una herramienta para la expresión popular, incluso, hay personas tan hábiles, que pueden construir composiciones en décimas sin necesidad de escribirlas. Como es una tradición mexicana, es necesario mantenerla viva aprendiendo a escribir este tipo de estrofas, es decir que cada vez que se escribe una décima se le da vigencia a la tradición.

En la presente colaboración se presentan varias formas populares mediante las cuales se realizan las composiciones en décimas, presentando ejemplos de mi autoría, algunos publicados y otros inéditos:

a) Décimas sueltas: con una sola estrofa se desarrolla un tema, son frecuentes en Cuba, donde la décima es la estrofa nacional. Para abrir boca presento varias dedicadas a los alimentos, incluyendo la criticada receta de cocina.

b) Décimas Libres: el tema se desarrolla en varias estrofas, sin que sea necesaria una liga rimada entre ellas, es una forma muy usada Veracruz, por mi parte continuo con el tema de los alimentos con dedicatoria a mi tierra y a la barbacoa, uso una composición publicada hace años (Camacho M., F. 1997. La Barbacoa y otros Perros; Décimas Naucalpenses y Zaragozanas. Grupo Cultural Xilote. Colección Messidor 3. México. 86 p.)

c) Décimas Encadenadas: el último verso de una estrofa se usa como el primero de la siguiente, ésta técnica la visto también en Veracruz, en cuanto a la composición incluida continuo con el tema de la barbacoa, la composición procede de la misma cita.

d) Décimas de Letrilla: todas las estrofas terminan en el mismo verso, es una forma que utilizó mucho Quevedo y he visto que se usa con frecuencia en Puerto Rico, la composición del ejemplo, también publicada, está dedicada al riego con aguas negras que se hace en el Valle del Mezquital en el estado de Hidalgo (Pancho Camacho. 1999. Endó (Décimas de Letrilla). La Hormiga Roja. México. 1(3): 19.)

e) Décimas con Estribillo: es similar a la anterior, se terminan en el mismo verso, él cual es parte de una cuarteta, esta forma es típica de la sierra Gorda (Gto, Qro, y SLP), donde el estribillo se canta y las décimas se recitan. La composición que presento es inédita y da fe de los actuales problemas que se tiene con el manejo del dinero, en el canto se debe usar en este caso, la tonada de la “varsoviana”.

f) Décimas de Cuarteta Obligada: usando como introducción una cuarteta, el tema se desarrolla en cuatro décimas, cada una de las cuales debe de terminar en un verso de la cuarteta; esta manera de componer se llama cuarteta obligada en Veracruz y valona en Michoacán y en la Sierra Gorda. El ejemplo, ya publicado, surgió de una plática que oí entre dos enamorados (Pancho Camacho 2001. Electrón y su Marchanta; poesía picaresca en cuarteta obligada. Botella al Mar (Periódico Cultural de La Pluma del Ganso). México. I (6): 2)

g) Décimas de Cuarteta Obligada de Cabeza y Pie Forzados: similar a la anterior, pero el tema se desarrolla en dos décimas que usan como primero y ultimo verso los provenientes de la cuarteta; la alternativa la conocí de autores cubanos. La composición presentada es un trabajo sin publicar, dedicado a la gran cantidad de útiles (?) que se obliga a llevar a los estudiantes de secundaria.

h) Cuarteta Obligada Encadenada: es una combinación de los incisos c y f, me la han referido algunos decimeros veracruzanos, a estas dos condiciones, en el ejemplo se suma el desarrollo con engaño, pues se usa una conocida cuarteta lépera de la San Marqueña, para presentar el tema en forma "incruenta", lo cual es inesperado por el lector.

Agosto 2003.
Pancho Camacho Morfín
Para la Redacción de Literana 2003.

Décimas Sueltas


 

EL ALIMENTO

15/6/1996

La providencia dispone
que debes comer a diario,
no resulta extraordinario,
pues el hombre se compone
de todo lo que se come
y le sirve de alimento;
así su comportamiento
se rige por la comida
un poco por la bebida
además del condimento.

BASURITAS

4/02/2002

Has uso de tu cultura
ya seas dama o caballero,
la calle como chiquero
no la pongas con basura.
Guárdate pues la envoltura
de las chatarras raciones
y si como los ratones
te agrada roer pepitas,
mucho mugrero evitas
si comes los cascarones.

LA QUESADILLA

15/03/2002

Parado junto a la hornilla
donde se hace la fritanga,
a la manera chilanga
pediré mi quesadilla.
Dobladita la tortilla,
quizá sólo lleve queso,
puede trairlo de aderezo
o tal vez ni lo contenga;
pero nadie sufre mengua
y menos se muere de'so.

TACOS AL PASTOR

15/6/1996

"Yo barbacoa no quiero!",
me decía, ¿como vez?,
"que no gastan ni en la res
y te dan cocido un perro".
Para invitarlo me aferro,
mas si los tacos ya están
al pastor pa'darles cran,
él tampoco se los come;
por que entonces los supone
de algún pastor alemán.

Francisco “Pancho Camacho” Morfin

Décimas Libres


LA TRADICION NAUCALPENSE

1997

I

De Harvard soy yo, señores
mexicano como palpan,
de Harbartolo Naucalpan;
aquí traigo pormenores
de que en sus alrededores
aun vive la tradición,
resistiendo la erosión
y el embate de lo urbano;
"¡Esto es bueno, esto es sano
y resulta muy fregón!".

II

Yo pensaba que en mi tierra
por toda su superficie:
en las lomas, la planicie
y en la majestuosa sierra,
la tradición se destierra
y se pierde por descuido.
Mas hoy quedo convencido
que permanece vigente,
lo ha demostrado mi gente
con un detalle sentido:

III

Vi un letrero anunciando
¡Barbacoa estilo Naucalpan!,
Como ustedes ya lo palpan,
me quede yo meditando:
¡hay que publicar en bando
lo que esta razón implica!;
la barbacoa dignifica
al ancestro que's de aquí:
al tlatilca, al otomí
e inclusive hasta el mexica.

IV

La tradición es vetusta
lo sabes, no tiene dolo.
Pos tú vente a San Bartolo
si la barbacoa te gusta,
prueba esa carne robusta
que tiene tanto renombre;
porque aquí no falta el hombre
que la prepara con ganas
y las costumbres indianas
las guardamos, no te asombre.

V

Traite la familia y cuates
hazlo como más te cuadre,
no ha de faltar el que ladre
y tengan que darle cates.
Mas soporta los embates
que impone la tradición,
aquí guarda la región
un comportamiento antiguo,
que es indio sin ser ambiguo
y se guarda con pasión.

VI

De mucho pueblo es orgullo
que se venga desde lejos
a pelear por los pellejos
de su barbaca en capullo.
Me despido y retribuyo
lo que les viene de honor:
México e Hidalgo, señor,
Tlaxcala por Calpulalpan.
Mas a mi tierra Naucalpan
no venir es un error.

Décimas Encadenadas


MORDIDA DE BARBACOA (Fragmento)

1997

I

Vi un letrero que anunciaba
!Barbacoa estilo Naucalpan!,
Como ustedes quizá palpan,
el negocio se llenaba
con la gente que pasaba,
Entre San Bar y la vía.
El que una lana tenía,
sin resistirse al antojo
iba a pedir sin sonrojo
de la carne que aún hervía.

II

De la carne que aún hervía
les llevaba en un instante
un mozo rete elegante
que’n las pencas la servía.
La barbacoa bien lucía
para comerse y tragar;
se reservaba un lugar,
tanto a ricos como a nacos;
que después de algunos tacos
se empiezan a transformar.

III

Se empiezan a transformar
en perros era visible,
de una manera increíble,
comenzaron a jadear
y la lengua a sacar.
Primero alegres y en bola
parecían mover la cola;
después con ánimo distinto
los obligaba el instinto
a rodear a la hembra sola.

IV

A rodear a la hembra sola,
se lanzaban muy engridos
disputándose a rugidos
un lugar entre la bola.
!Es mi vieja y no se rola!
gritaba uno en el lugar,
y a su banda fue a llamar.
Cuando estaban ya juntados
y dos bandos conformados
Se pusieron a ladrar.

V

Se pusieron a ladrar
en perros la transformada,
y a mordisco y tarascada
comenzaron a pelear
hiriendo en la yugular.
En cuanto hubo llegado
el comandante angustiado,
recibió de muchas gentes
las mordidas de sus dientes
y el negocio fue cerrado.

VI

Y el negocio fue cerrado
pa'cabar con el asunto,
pues hubo mucho difunto
en el gran desaguisado.
Un poli que fue abusado
pos le soltaron un peso,
dejo escapar él por eso
al dueño, el barbacollero;
que huye de trapacero
y no explicó tal suceso…

Décimas de Letrilla o Pie Forzado


Endó (Fragmento)

27/6/97

I

Para Ixmiquilpan salimos
de Tlalne en la madrugada,
yo dije por flojoniada:
"tu manejas mi Longinos
pos te sabes los caminos
que en Hidalgo el sol tuesta".
El me dio cómo respuesta
la ruta que ya estipula:
"allá adelante de Tula,
¡vámonos de donde apesta!".

II

Yo ni le entendí la broma
por que me dormí muy rico
iba hasta abriendo yo el pico
casi en estado de coma.
En cuanto el sol ya se asoma
por una pequeña cuesta,
la nariz se me alebresta
al tufo de presa Endó;
de inmediato dije yo:
"¡vámonos de donde apesta!".

III

"¡Ah, cómo jiede ese aguaje!,
¿por que será mi Longinos?".
El me enseño los caninos
para darme este mensaje:
"¡cómo no!, todo el drenaje
de México allí se encesta
con el agua bien dispuesta
para regar los cultivos,
que aunque salen nutritivos,
¡vámonos de donde apesta!".

IV

Que nos sofocan los vientos
con una brisa olorosa,
Longinos en pura prosa
me dijo que: “de excrementos,
detergente y sedimentos,
ta'llena la'gua funesta,
pero aquí hubo una gran fiesta
el día en que se las dieron
y en el campo no dijeron:
¡vámonos de donde apesta!”.

V

“Antes era un temerario
el que su maíz sembraba
pos la seca lo acababa
aún con misas y rosario.
Hoy se ha vuelto millonario
quién emplea la'gua esta,
por que la región se presta
para el alto rendimiento;
mas mi amigo en el momento,
¡vámonos de donde apesta!".

VI

Es muy linda la región
de la ciudad de los tules
con sus cielos tan azules,
su huizache, su cardón,
el verde nopal tapón,
y el mezquite en la floresta.
Sólo al sabino le resta
el quedarse allí en el río
sin decir al desafio:
"¡vámonos de donde apesta!"....

Décimas con Estribillo


Dar mi Cambio

1/1/2002

Estribillo:
Dar mi cambio, yo no quiero,
en tan alta cantidad,
me veré cual limosnero
que vive de caridad.

I

El trabajo es la cambiada
lo demás va como cuete
por grande que sea el billete
te lo gastas de volada.
Sientes tú que no traes nada
pues no quieren el dinero
cuando el billete está entero
te mandan hasta el carajo;
pa'evitarme este relajo,
dar mi cambio, yo no quiero...

II

A todo aquel que lo ven
cuando a pagar algo llega,
el servicio se le niega
cuando el billete es de a cien.
Sufrirás mucho desdén
del recurso financiero,
si te subes al pesero
con un papel de a cincuenta;
pa'evitarme una afrenta,
dar mi cambio, yo no quiero...

III

Mucha angustia así acomete
te has de sentir casi manco,
si ni siquiera en el banco
quieren cambiarte el billete.
Pasarás por un pobrete
que vive en el basurero,
cuando incluso hasta un ratero
no acepte papel moneda;
como de otra a nadie queda,
dar mi cambio, yo no quiero...

IV

No hay asperezas que limen
papiros de dos centenas
pues pasas iguales penas
cómo él que comete un crimen.
Los vendedores te gimen,
piensas que eres traicionero
cuando sacas el dinero
en la forma de un billete;
pa'evitarme este brete,
dar mi cambio, yo no quiero...

V

Al llevar la tonelada
que cargarla tú no puedas
y pagues con mil monedas,
odio ves en la mirada.
Pues también les desagrada
que sea cambio el dinero,
ya te acusarán de artero,
que les das pura basura
y por la verdad más pura
dar mi cambio, yo no quiero...

VI

Nada de esto se ve justo
lo notarás enseguida,
casi a nadie en esta vida,
se le puede dar el gusto.
Yo no sudo ni me asusto
me despido lisonjero,
suene guitarra y pandero,
que'l mundo se venga abajo
y aunque me cueste trabajo
dar mi cambio, yo no quiero...

Décimas de Cuarteta Obligada


Electrón y su Marchanta

15/6/2000

Cuando él se le declaro
tuvo el rostro de mil tonos,
de cariño le ofreció
unos trapos en abonos.

I

En un pueblo de la sierra
liberal y progresista,
andaba el electricista
cortejando a la tendera.
Fue y le dijo: "compañera,
el foco se me fundió
y la luz la encuentro yo
cuando me conecto a ti";
supuesto dijo: "!sí!",
cuando el se le declaro.

II

Por costumbre de los clientes
inquirió al de los watts:
"¿por quererme cuanto das,
cuanto juzgas conveniente?".
"¡Los mil volts de mi corriente!",
contestó él para su abono,
" tus consumos los condono
y unas líneas de remesa";
y al hacer esta promesa
tuvo el rostro de mil tonos.

III

"Dejaras que yo te atienda",
contestó ella a sus razones,
"¿recuerdas los pantalones
que te gustan de la tienda?,
del precio te haré la enmienda".
Y sin más se los bajo,
la ganancia que ella obtuvo
la logró como los magos,
pues un largo plan de pagos
de cariño le ofreció.

IV

Esta copla ya quebranta,
en la base de un cedrito
hicieron coito circuito
Electrón con su marchanta.
Tanto volt no la ataranta,
ni el amperio rompe plomos
y tendidos ya de lomos
a Electrón lo convenció;
pues de pilón le vendió
varios trapos en abonos.

Décimas de Cuarteta Obligada y Pie Forzados


El que Estudia Secundaria

31/5/02

El que estudia secundaria
ya no puede hacer la meme,
pues es tal la carga diaria
que no soportarla teme.

I

El que estudia secundaria
lleva tanto material
que parece un animal
entrenado pa'la carga.
Y más si es de oreja larga
que hasta en la clase se duerme,
puede ser hasta se queme
cuando caiga el maestro arriero
pa’decirle, rostro serio:
"¡ya no puede hacer la meme!".

II

Pues es tal la carga diaria
obligada pa'la escuela,
que un jinete con espuela
lo haría sentir menos paria.
Sin embargo es necesaria
una paciencia de extreme:
lo entrenan para tameme,
pa'salvarlo de la ruina;
pero es tan dura la rutina
que no soportarla teme.

Décimas de Cuarteta Obligada Encadenadas


Jonás

30/5/97

Un tremendo calamar
le decía a una ballena:
si no me lo quieres dar
retácatelo de arena.

I

Buscando juntar su raya
con gran anzuelo y arpón,
fue Jonás una ocasión
a la orilla de la playa.
El pensaba: “no me falla
con la caña de pescar
y yo de aquí he de sacar
algún sabroso pescado”,
cuando mira que ha picado
un tremendo calamar.

II

Un tremendo calamar
que cuando se encuentra izado
a Jonás se le ha abrazado
arrastrándolo a la mar.
Pa'acabarla de amolar
un cachalote sin pena
a los dos se los pepena
con sus muelotas ya romas
y Jonás: "!Ay, no me comas!",
le gritaba a la ballena.

III

Le gritaba a la ballena
sin soltar la campanilla
y agarrado cual ardilla
le toco ver por escena
del gran pulpo la cercena.
Jonás le decía: "¡a volar!,
cetáceo tu me has de dar
a la playa un aventón
o escúpeme grandulón,
si no me lo quieres dar".

IV

“Si no me lo quieres dar
con tu campana me embronco
y te dejo mas que ronco
con un duro carraspear”.
Ya aquí al fin pa'terminar
Jonás de aquella condena
escapó sin gloria o pena
del cachalote en un viento,
diciendo si estás hambriento
retácatelo de arena.

Rimas sobre Rimas: la combinación de cuarteta y décimas.
Francisco “Pancho Camacho” Morfin


Reloj de Arena; foro de expresión escrita, cuento poesía, ensayo. Ed. Constante. Col. Sui Generis. México, D. F. 12: 109-118.

En la poesía popular mexicana, hay un tipo de composición que en Veracruz se llama Décimas con Cuarteta Obligada, mientras que en la Sierra Gorda (San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro) y en la Tierra Caliente de Michoacán se le denomina Valona, y es citada en algunos libros como Glosa (Mendoza, V. T. 1957. Glosas y Décimas de México. Fondo de Cultura Económica; Letras Mexicanas No. 32. México. 371 p.), la cual es alarde del uso de la rima, pues está constituida por una cuarteta y cuatro décimas que terminan por orden en cada uno de los versos de la primera.

Estos tipos de estrofas pueden tener valor aisladas, por lo hay distintas relaciones entre ambas, aspecto que en este trabajo se analiza en varias composiciones del autor, las cuales se presentan primero, para hacer después los comentarios sobre ellas, así como de los versos de despedida, característicos de ciertas regiones (En los trabajos publicados se cita la fuente y en los inéditos la fecha de terminación).

En el Segundo Encuentro Son Jarocho y Décima de realizado en diciembre de 1999 en la plaza de Cosamaloapan, Veracruz, me tocó participar y oír décimas con cuarteta obligada, ante un público atento y conocedor de ellas, lo cual demostraban aplaudiendo al final de cada décima, al reconocer el verso de la cuarteta. Otra finalidad de la presente contribución, es llevar al lector a este nivel, para el disfrute de valonas y cuartetas obligadas (Al final del artículo se hace un análisis, terminadas las composiciones).

El Túnel de la Ciencia
(La Pluma del Ganso, México. 4 (18-19): 18-19. 2000)

Aquí digo lo que pasa,
se sabe que la excelencia
en la estación de la Raza,
es el túnel de la ciencia.

I

Largo paseo disfrutas
si el transbordo es necesario,
hoy que vienes del Rosario
y para el Centro le chutas.
Pasarás oscuras grutas
con mil luceros en masa,
en esa sorpresa crasa
tú sabrás de la existencia
de ese túnel de la ciencia,
aquí digo lo que pasa.

II

Si al instante te propones
contemplar el planetario,
es un acto estrafalario,
pues con prisa a los mirones
la gente a los empujones
los quita de su presencia.
De lograr con insistencia
amacharte como fiera,
te sacaran la cartera,
se sabe que la excelencia.

III

Si te acompañas de moza
para el túnel contemplar,
te la habrán de acariciar
sin permiso mucha broza.
Ella se pondrá furiosa
y roja como una braza,
te exigirá que a su casa
la lleves en el instante.
No se puede estar campante
en la estación de la Raza.

IV

Si en alguna otra ocasión
tienes prisa al transbordar,
ai te debes de soplar
el oscuro pasillón.
No faltará el resbalón
que te des sin lumicencia,
ya golpeada tu conciencia,
habrás de exclamar muy torvo:
“¡quién nos puso aquí el estorbo,
que’s el túnel de la ciencia!”

Despedida

Me despido rete ufano
cual fuera rey con su cetro,
si quieres calor humano
vente a viajar en el Metro.

 


i n i c i o